miércoles, 9 de mayo de 2007

A las rosas


No sois en absoluto parecidas a mi rosa; no sois nada aún -les dijo-. Nadie os ha domesticado y no habéis domesticado a nadie. Sois como era mi zorro. No era más que un zorro semejante a cien mil zorros. Pero yo le hice mi amigo y ahora es único en el mundo.


El principito

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Háblame: