martes, 10 de julio de 2007

Caballos Blancos


Los caballos blancos que habitan en mi cuerpo siempre fueron demasiado salvajes para domarlos, tan solo se dejaban acariciar en circunstancias adversas... pero ahora se han vuelto mansos, cansados de dormitar en cuevas oscuras y alejadas de todos, de ti... ahora puedes tocarlos.

eme

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Háblame: