jueves, 11 de octubre de 2007

Pueden acariciarla


Esta es la mujer mía. No, no hay otra
tan completa cual ella. Es una lástima
que no encuentren ustedes otra igual.
Pueden acariciarla con los ojos.

"Ciudad del hombre, New York" -José María Fonollosa-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Háblame: