lunes, 22 de septiembre de 2008

Como una monja en un burdel

Nikolai Kuleshov

Triste,
Como el perro en la autopista;
Como una tortuga con prisa;
como una monja en un burdel.

Solo,
Como cuando tu te fuiste:
Como cuando no te rozan
Unos labios de mujer.

Hoy me he vuelto a ver...

Absurdo,
Como un domingo por la tarde;
Como las balas por el aire;
Como el puto despertador.

Inútil,
Como los besos que no diste;
Como un cuerpo que se viste
Cuando me desnudo yo.

[La fuga, Buscando en la Basura]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Háblame: