martes, 17 de febrero de 2009

Ser santos aunque pequemos

Ramón Martinez

El amor no puede describirse igual que un árbol o el mar o cualquier otro lugar.
Son los ojos con los que vemos.
El ser santos aunque pequemos.
Es la luz que pintando reflejemos.

Tom Tom, Million Dollar Hotel

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Háblame: