martes, 25 de agosto de 2009

Desengáñate



Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar;
tu corazón de su profundo sueño
tal vez despertará.

Pero mudo y absorto y de rodillas,
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido..., desengáñate,
¡así no te querrán !


Gustavo Adolfo Bécquer

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Háblame: