martes, 15 de diciembre de 2009

En el Reino de los Cielos


"Como lesbiana yo sí me declaro culpable de lo que corresponda. Me declaro culpable de amar. Me declaro culpable de no estar dispuesta a posponer mi amor para otro siglo.
No puedo. No quiero.
Me declaro culpable de ser dueña de mi muy soberano cuerpo y de mi muy laico placer. Me declaro culpable de gozar y de tener mis propios paraísos y, por supuesto, me declaro culpable de contar, de dar por hecho que ninguno de los universos en los que ya he estado, y a ninguno de los cielos a los que iré, serán los mismos para los que Lozano Barragán ya tiene adquirido su boleto VIP."

Via Lesbicanarias descubro esta magnífica respuesta que ha dado la Diputada Mejicana Enoé Uranga Muñoz en respuesta a la perlita que ha soltado el cardenal, también mejicano, Javier Lozano Barragán en referencia a los Homosexuales:

"no entran en el reino de los cielos porque todo lo que va contra la naturaleza y la dignidad del cuerpo, ofende a Dios; y no lo digo yo, sino San Pablo".

Amén!
Me resulta tan triste continuar viendo como la iglesia, ese lugar que debería estar abierto a tod@s, sin importar absolutamente nada más que nuestro deseo de encontrar paz, la que cada uno pretenda buscar, se empeña en mantenerse estática e incompasible y sus cerrar puertas.

Allá ellos con su paraíso, si es que acaban allí. Pero ese, es otro tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Háblame: