martes, 26 de agosto de 2014

No existen dos caminos


Hay muchas formas de vivir la sexualidad, como hay muchas formas de vivir la vida misma, que es en definitiva a lo que se reduce todo. Bonito mensaje el que ha lanzado la periodista Sandra Barneda, a quién en numerosas ocasiones se le ha incluido en listas de lesbianas en este país sin que ella misma haya hecho nunca pública su vida privada, ni confirmado ni desmentido. Por eso me parece que su mensaje tiene mucho sentido y merece una reflexión:
"No existen dos caminos, que se enteren, esconderse o luchar. Existen tantos caminos… tantos como personas que se aman"

Y cada uno debe elegir su camino, ya sea público o privado, y respetar el de los demás.

Esto es lo que ha dicho y aquí el vídeo

"Quiero dar las gracias a mis cuatro compañeras: a Aly, a Marta, a Rocío y a Yolanda. A mí me cuesta mucho hablar de este tema. Aplaudo mucho lo que ha hecho Patricia Yurena, lo aplaudo porque ha tenido la necesidad de hablar de su orientación sexual para sentirse mejor, pero aplaudo también a todos aquellos que viven su sexualidad en privado a pesar de que cada día reciben miradas o acosos silenciosos. Porque libertad es eso, hacer lo que te ayude a vivir y te dicta la cabeza. De verdad que no creo ni he creído nunca en los lobbys, no creo en las etiquetas...

Es más estoy harta. No creo en los prejuicios, creo en las personas. Creo en los sentimientos. Estamos hablando del amor, porque la condición sexual es privada, señores y señoras, y solo atañe a dos personas. No debe ser usada como un arma arrojadiza. Tampoco es motivo de alabanza, ni un mérito personal.

Por eso, hoy más que nunca y después de muchos años, digo basta ya de armarios, basta ya de etiquetas, basta ya de juzgar a las mujeres y a los hombres. No existen sólo dos caminos, que se enteren, esconderse o luchar. Existen tantos caminos… tantos como personas que se aman. Seremos una sociedad moderna cuando entendamos el respeto al otro por encima de todas las cosas. Os voy a decir una cosa: me siento orgullosa de ser mujer, de lo que siento, de lo que pienso y, sobre todo, me siento muy orgullosa de quién soy, sencillamente Sandra. Y también me siento muy orgullosa de quien está a mi lado, sea un hombre o una mujer.

Si tú también te sientes orgulloso de quién eres… ¿Por qué marcas la diferencia?"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Háblame: