lunes, 22 de septiembre de 2014

Vivir, joder, ¡vivir!



Vivir a medias o del todo, 
de lado, del revés o bocabajo.
Vivir despacio, deprisa, sin aliento. 
Vivir en falso o a pecho descubierto,
a las malas y en los días mejores. 
Vivir los cumpleaños y también los entierros. 
Agarrarse a vivir hasta en los hospitales 
o en las clases de griego.
Hasta que duela el tuétano. 
Vivir sin ganas aunque sea, 
porque ya llegarán 
las vivas ganas de estar vivo de nuevo.
Vivir en los amores y en tu ausencia, 
en la cola del paro y el trabajo. 
En los libros, dentistas, vacaciones. 
Pero vivir, joder, ¡vivir!.

Laura y el Sistema

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Háblame: