miércoles, 22 de octubre de 2014

Las palabras nunca alcanzan


“No hay nada más dulce en éste triste mundo que el sonido de alguien que amas diciendo tu nombre”

El valiente Despereaux


Y así es como ella se despidió y yo me quede tranquila, 
muy triste si, 
pero tranquila. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Háblame: