lunes, 23 de febrero de 2015

Felicidad frágil


Pero si la felicidad depende de otros, entonces el hombre está inevitablemente condenado a una «felicidad frágil». Depositamos en el otro esperanzas tremendas, pero el otro se nos escapa, no lo poseemos, cambia y nosotros cambiamos."

La sociedad de la decepción, Gilles Lipovetsky

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Háblame: