jueves, 22 de octubre de 2009

Un pasado bucanero



Y desafiando el oleaje
sin timón ni timonel,
por mis sueños va, ligero de equipaje,
sobre un cascarón de nuez,
mi corazón de viaje,
luciendo los tatuajes
de un pasado bucanero,
de un velero al abordaje,
de un no te quiero querer.

En Comala comprendí
que al lugar donde has sido feliz
no debieras tratar de volver.

Peces de ciudad, Joaquín Sabina


*Gracias X por el descubrimiento
de esta maravilla de canción
que tanto me gusta
escuchar contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Háblame: