martes, 19 de enero de 2010

Así, por amor


Como leí hace ya tiempo en el blog de Qué mala soy dosificándote:

"Yo nunca me he ido a vivir con nadie así, por amor.
Nuestras llaves abrirán la misma puerta y esas cosas."

Y ahora voy todo el día con una maleta de rayas, siempre dos pares de calcetines, una libreta llena de medidas y tu jersey blanco, ese que ya no te sirve. A tus llaves les puse un llavero con un corazón y saludo al portero por las mañanas. Me encanta compartir la vida contigo.


*4

4 comentarios:

  1. Llega un momento en la vida en que las maletas, como cuando nos vamos de viaje, dejan de pasearse por los aeropuertos, se saca la ropa de ellas y se ordena en casa, cada prenda en su estante, y ahí se quedan, hasta que tienes que volver a viajar. Pero de repente llega ese día en que la ropa ocupa para siempre SU hueco en el armario de casa, ese armario compartido, del que se volverá a llenar la maleta, pero esta vez para dos personas...

    ResponderEliminar
  2. ^^ Me encantan tus comentarios anónimo.

    ResponderEliminar
  3. como me alegro Eme....
    Se te lee tan feliz...

    yo también tengo cositas que contarte.

    M.

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Pues M. ya sabes donde encontrarme ;)
    Cuando quieras!

    ResponderEliminar

Háblame: