viernes, 14 de mayo de 2010

Querido maestro

Román Yñan

Querido maestro,
recibí tus clases,
asistí a tus cursos
pero jamás,
Jamás
me diste una lección.



Dar lecciones de vida tiene, muchas veces, más valor que cualquier curso o temario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Háblame: