miércoles, 12 de mayo de 2010

Se feliz.


Y supongo que quedó tu marca de agua perenne cubierta de polvo fino que de vez en cuando con el viento se vuela.
Y ella sonreía cada vez que escuchaba como le iban las cosas.
Hay cicatrices y cicatrices, ya sabes.
Esta es otra más, afirmaba la gente, pero ella por dentro sabía que no. Esta es especial y da igual lo que digan, no se puede ser feliz sin tener cicatrices.

Se feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Háblame: