miércoles, 14 de diciembre de 2011

El cuello era su punto débil



El cuello era su punto débil. 
Porque ahí es donde escondía las palabras importantes. 
Las bonitas, las crueles. 
Las que estaban esperando el momento justo para ser pronunciadas.
Siempre lo llevaba tapado, el cuello.
Siempre había bufandas y pañuelos en su armario. 
Me resfriaré, no puedo enseñártelo, alegaba cada vez que alguien quería vérselo. 

Pero era por las palabras, todas y cada una de las palabras que guardaba.
Que escondía. 


eme

10 comentarios:

  1. Esta entrada es maravillosa.
    Cuida ese cuello para que no se escapen las palabras.

    ResponderEliminar
  2. Recuerdo cuantas veces se me alborotaban las palabras en la garganta, pugnando por salir todas a la vez...

    ResponderEliminar
  3. Creo que es una de mis entradas favoritas.... te has superado!

    RqueR

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias! Salió así de pronto, sin más, no me dio tiempo a reaccionar. ;)

    ResponderEliminar
  5. C_yPunto Muchas gracias! : ) welcome!

    ResponderEliminar

Háblame: