miércoles, 3 de agosto de 2011

Bajamos

Liniers

- Bajamos, que tengo que ir a trabajar.
- Si, yo también
- ¿Después nos vemos?
- Vale.

*Y así todas las mañanas contigo. 

3 comentarios:

  1. Cuando la vió tan profundamente dormida, sin pensar esbozó una sonrisa. Tan solo sentía ese escalofrío que recorre el cuerpo cuando estás ante la persona que te hace feliz. Y entonces ella abrió los ojos, y se sonrieron con la mirada. No hacía falta decir nada más...

    ResponderEliminar
  2. Creo que es la viñeta más bonita que haya visto nunca.

    ResponderEliminar
  3. Y como se extrañan esos abrazos donde sentís que ya no tenes los pies en la tierra

    ResponderEliminar

Háblame: