martes, 30 de agosto de 2011

Everything is in your hands



-Tus manos ¿Para qué sirven?
-Para todo - Contestó rotunda.

Le enseñó las palmas de sus manos y pudo ver todo. 
Y cuando digo todo, digo todo.  
Ahí estaba para amasarlo como ella quisiera. 
Pero tenía que querer. 


eme

2 comentarios:

Háblame: