martes, 9 de febrero de 2010

igual que vienen, se van


Los disgustos de la vida hay que aceptarlos con buen humor porque igual que vienen, se van.

3 comentarios:

  1. a ver quien te ha disgustado a ti eh!!! que ya verás...

    ResponderEliminar
  2. Jajaja a mi nadie, es sólo para tenerlo en mente que nunca viene mal! ;)

    ResponderEliminar
  3. si lo creo, hoy hice el enojo
    como hace años atrás no me enojaba, tan así que al salir de la escuela me subi al camión y me puse a llorar... y se fue, si se fue, espero mañana no se le ocurra regresar.

    ResponderEliminar

Háblame: