viernes, 12 de febrero de 2010

Los recibos sin poemas en el dorso


"Que se mueran los trayectos de vuelta, los recibos sin poemas en el dorso. Que revienten los coches coagulados, las charlas sobre el clima, los bostezos sin resaca, los ojos que no quieren ni pueden ni saben hablar."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Háblame: